PONGÁMOS QUE HABLO DE MADRID

Letra de Louis Figno para una canción de Joaquín Sabina (Con su permiso, maestro…) Propiamente no es una “pulga” literaria pero puede pasar como tal.

 

Allá donde se cruzan los caminos

lejos del mar, pues Dios lo quiso así

donde cualquiera puede hacer amigos.

Pongamos que hablo de Madrid.

No hay tramontana, cierzo ni solano

más el viento serrano es tan sutil

que no apaga un candil, pero mata a un cristiano.

Pongamos que hablo de Madrid.

La caña de cerveza es sacramento

cuarto y mitad es vara de medir

nueve meses de invierno y tres de infierno.

Pongamos que hablo de Madrid.

El calamar se come en bocadillo

tomar un buen cocido es un festín

puede hacer un reloj el más pardillo.

Pongamos que hablo de Madrid.

Aunque haya un buen puñado de truhanes

siempre abundó lo bueno por allí.

Quevedo y Lope bastan como avales.

Pongamos que hablo de Madrid.

Cuando la muerte venga a visitarme

(visita que no hay prisa en recibir)

no olviden en mi esquela algo importante.

Pongan que yo nací en Madrid.

En Madrid…

En Madrid…

En Madrid…

Verano 1999.

(Nota.- Desde 1999 han pasado muchos años de cambio climático. Podría ser aconsejable cambiar el tercer verso de la tercera estrofa y decir algo así como “nueve meses de infierno y tres de invierno”.

En fin, cántese a gusto del consumidor).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s